como controlar las rabietas ninos

Cómo controlar las rabietas de los niños

Aprender cómo controlar las rabietas de los niños es un gran reto para los padres porque, al entrar en llanto, los pequeños no entienden razones y crean todo tipo de espectáculos. 

Esta es una situación que muchos han vivido, sintiendo impotencia de no saber qué hacer. Para saber cómo actuar ante estas situaciones te diremos diferentes formas de controlar las rabietas infantiles para que puedas controlar a tu hijo(a).

Cómo controlar las rabietas de los niños

Lo primero que hay que tener en cuenta es dónde nuestro hijo se está portando mal, ya que no es lo mismo actuar en tranquilidad en la casa que en un restaurante, por ejemplo.

Al conocer las formas de controlar las rabietas infantiles sabremos qué hacer en cualquier lugar.

Lo único que se debe tener presente, para nuestra tranquilidad, es que, si el niño actúa en una tienda, supermercado, restaurante o cine, debemos sacarlo de ahí, esperar que se calme y entrar otra vez.

Y, claro, es muy difícil para los padres, ya que la frustración con el niño será superior al sentir que todos los que están alrededor los están juzgando. 

No se podrá ayudar al niño ni actuar con lógica si como padres no tenemos un correcto estado mental.

¿Cómo actuar ante una rabieta de niños? 

Hay muchas opiniones de cuándo actuar, qué hacer y cómo hacerlo. Cada niño es diferente y los padres son los encargados de encontrar formas de controlar las rabietas infantiles para calmar a los niños.

A continuación, daremos a conocer algunos puntos importantes que son de gran ayuda para aprender cómo controlar las rabietas, con ello conseguirás educarlos:

  • Mantenerse firmes y no ceder: En la mente debe estar muy claro el por qué actuamos de una forma con los hijos. Por ejemplo, al decidir quitarle un juguete por alguna razón, y entra en llanto, hay que tener el suficiente aguante como para controlar la rabieta sin tener que regresarle el juguete. 
  • El niño no debe notarnos alterados, perdiendo el control o levantando la voz: La tranquilidad que se tenga provocará que la rabieta del niño sea menor que si siente que estamos frustrados. Tanto el niño como los padres tienen que entender que se le quitó el juguete por su bien, y que no cambiará de opinión. 
  • No es del todo malo que el niño exprese sus sentimientos y se desahogue: Dejarlo llorar un tiempo lo agotará y será más sencillo acercarse a él. Cada 2 – 3 minutos, los padres pueden acercarse al niño, arrodillarse para estar a su altura y en tono calmado decirles algo como: ‘cuando te calmes hablamos’’. 
  • No darles muchas explicaciones ni intentar razonar de manera excesiva con ellos: La mayoría de las veces es más útil darle explicaciones cortas y fáciles en un tono calmado que alargar una explicación que no escucharan. 

Si han pasado 10 – 15 minutos de la rabieta, es el momento de buscar una alternativa que lo haga olvidarse de su enfado: Muchas veces, cuando pasa mucho tiempo desde el comienzo de su rabieta, ni ellos mismos saben por qué están enfadados. Es en ese momento donde, como padres, aprovechan, con tranquilidad y serenidad, para darle una alternativa que despeje al niño.

¿Buscas una escuela infantil que sepa controlar las rabietas? 

Saber cómo manejar las rabietas no es algo fácil, ya que es complicado que los niños entren en razón, y es difícil encontrar una escuela con la capacidad de poder hacerlo. 

Pero, en escuela infantil en Cartama somos expertos en niños y sabemos cómo ayudar a cada uno para que exprese sus emociones sin hacer rabietas. Solo contáctanos para que conozcas todo lo que ofrecemos y sepas más sobre nuestras educadoras con experiencia que se encargan de formar un gran equipo humano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *